Telemedicina frente a las pandemias

¿Cuál debe ser el comportamiento de un líder empresarial durante una crisis?
30 marzo, 2020
Telemedicina frente a las pandemias, tecnologia, transformacion digital

Telemedicina frente a las pandemias, tecnologia, transformacion digitalMuchos expertos prevén que, después superada la etapa de distanciamiento social, se impondrá una «nueva normalidad», lo que muchos ya denominan el «new normal». En esta nueva etapa quizás podamos observar una disminución de las interacciones sociales, de las actividades presenciales y un crecimiento del uso de las tecnologías al servicio de medicina, atención al cliente, educación, etc.

La pandemia Covid-19 está acelerando la transición a un nuevo modelo de entrega remota de medicina que aprovecha los beneficios de tecnologías digitales y de data. No necesariamente será una solución a la crisis actual, pero si será una de sus consecuencias duraderas. Telemedicina ha estado creciendo en forma consistente por varios años, con empresas ayudando a pacientes en todo el globo. No ha llegado a convertirse en una forma estándar de interacción con el paciente ya que desafía la forma tradicional de la visita al médico. También tiene que superar los obstáculos regulatorios y comerciales y necesita una infraestructura digital que asegure conexión segura entre pacientes y médicos.

Existe un límite en lo que la Telemedicina puede hacer. Nunca puede sustituir una visita en persona, al no tener la habilidad de realizar un examen físico (que incluye las manos) y una profunda conexión interhumana de claves no verbales, de transmisión de empatía, de confianza y mucho más. Pero, la Telemedicina tiene un lugar y estará presente a futuro.

Es importante reconocer que habrá que enfrentar otras pandemias. La infraestructura que nos unió en los medios sociales también nos puede permitir separarnos en la era de distanciamiento social. Cuando las personas enfrentan una cuarentena y necesitan consultas médicas, cuidado a distancia es un importante componente de la respuesta. El pasado mes aumentó su volumen en 50% y se estima que llegará a 1.000 millones de visitas este año 2020. Mucha de la tecnología ya existe y otra está siendo desarrollada rápidamente para combatir el covid-19,

Cuidado a distancia para covid-19

Un persona con posibles síntomas de covid-19 generalmente presenta una tos seca y fiebre (otros síntomas pueden ser fatiga, dificultad para respirar y pérdida del sentido del olfalto y del gusto). Estos pueden ser vistos rápidamente en una “video visita”, evitando así tener que ir a un hospital repleto de personas posiblemente infectadas. Por supuesto, tampoco se está arriesgando con exposición a los profesionales médicos. La extensión exponencial del virus se puede evitar usando la separación física que permite la telemedicina. En Italia, los hospitales han sido considerados una de las principales fuentes de transmisión de covid-19 y los médicos exhortaban a que el cuidado se proveyera desde la casa.

Telemedicina – Futuro

Muchas de las prácticas médicas y sociales que han aparecido en respuesta al covid-19 se mantendrán una vez que la crisis amaine. Ciertamente aplicará a todas las visitas electivas, de rutina y de paciente ambulatorio. Además, para enfermedades infecciones, incluyendo el virus estacional, las clínicas no querrán exponer a otros pacientes (y sus respectivas familias) mientras están sentados en las salas de espera ni correr el riesgo de infectar al personal de salud. Telemedicina tendrá el rol de la primera consulta que antaño representaba la visita médica a casa:

  • Eficiencia – Las video visitas, son también más eficientes, requieren menos personal para manejar la consulta, liberándolos para otras tareas.
  • Chatbots – Usados para realizar filtros, bien desarrollados y probados, son otra forma de liberar tiempo del médico. Los pacientes preocupados por ciertos síntomas pueden buscar guía y el sistema algorítmico puede proveer las respuestas más útiles, basado en lo que ha funcionado mejor para muchos otros.
  • Teléfono inteligente – Al igual que muchas otras cosas, está reemplazando al estetoscopio. El micrófono puede ser utilizado por los pacientes para realizarse auto-exámenes, aprovechando un algoritmo que analiza la tos y puede dar respuestas sobre un posible neumonía. Un termómetro “inteligente” ha detectado brotes virales correctamente y la data sugiere que predijo los estallidos en el Estado de la Florida al detectar un aumento en la temperatura de los usuarios en un momento atípico para el virus.
  • Rastreador de Fitness – Miden frecuencia cardíaca y el AppleWatch puede hacer un electrocardiograma.
  • Sensores – Colocados en tiritas pueden capturar pulsaciones, tos, respiración, temperatura para el seguimiento de pacientes que no requieran ser hospitalizados.

Inteligencia Artificial

Mientras tanto, enorme cantidad de data se está generando y las crecientes capacidades de procesamiento y de inteligencia artificial permiten la realización de nuevos hallazgos para mejorar la salud. Un estudio reciente, demostró que la data del ritmo cardíaco de los teléfonos inteligentes predijo con mayor precisión los síntomas de gripe en clústers geográficos que los métodos tradicionales. Está un marcha un estudio para determinar si también aplica en la pandemia del covid-19. Esto podría ayudar en la promoción precisa de cuarentenas, mejor contención y una vez que de disponga de un tratamiento, el uso de este a la mayor brevedad.  También se fundó un Instituto que buscará nuevas formas de ralentizar la propagación del patógeno, acelerando el desarrollo de tratamientos médicos, diseñando y buscando nuevos usos para las drogas, planificando pruebas clínicas, haciendo predicción de la evolución de la enfermedad, juzgando el valor de las intervenciones, mejorando las estrategias públicas de salud y encontrando mejores formas de combatir los erupciones infecciosas en el futuro.

Limitantes

La mayoría de los sistemas de salud en el mundo no han construido todavía plataformas digitales para realizar Telemedicina y cumplir con los estándares gubernamentales de privacidad es más complejo trabajando en una red que requiere consideraciones de seguridad que hacer ello en un ambiente de clínica. Por supuesto, existe la inquietud de parte de los pacientes, que su data puede ser hackeada o robada. También existen limitaciones de banda ancha de alta calidad y asequibles, asimismo los teléfonos inteligentes y los dispositivos digitales adicionales siguen siendo relativamente costosos.

 

Artículo originalmente publicado en www.laszlobeke.com 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *