La transformación digital no es propiamente un tema de tecnología.

tecnologia 5G y el mundo militar
La importancia de la tecnología 5G para el mundo militar (caso Huawei)
31 octubre, 2019
Los neobancos, la tendencia del momento
25 noviembre, 2019

Mucho se habla de Transformación Digital y si, realmente es un deber para las empresas que quieran permanecer en el tiempo y ser competitivas, pensar y comenzar a trabajar en proyectos de transformación digital tan pronto sea posible.

Lo que pocos comentan sobre estos procesos de Transformación digital, es que no necesariamente significa adquirir lo más avanzado en plataforma tecnológica, sino que también conlleva una serie de cambios de pensamientos y paradigmas que a la larga permitirá redefinir los procesos, a forma en cómo se conciben los proyectos y hasta en cómo impactarán dichos ajustes en las funciones de cada uno de los empleados.

Y por supuesto que sí, la tecnología es un elemento clave alrededor del cual se irán incorporando los nuevos procesos y así ser más productivos. Por eso es que empresas tan grande como Siemens esté pensando en convertir a su CTO en su próximo CEO, de forma de facilitar el proceso de adopción de tecnologías para crear o modificar: los negocios existentes, la cultura de la empresa y las experiencias de los clientes.

A continuación reproducimos un extracto de un artículo publicado por nuestro Presidente, Laszlo Beke.

Lecciones aprendidas – La Transformación Digital no es propiamente un tema de Tecnología

La transformación digital ha funcionado en las organizaciones donde los líderes se concentraron en lo fundamental: la mentalidad o actitud del personal,  en la cultura organizacional y en los procesos antes de decidir sobre las herramientas digitales y como usarlas. Los exitosos fueron los que primero imaginaron o visualizaron el futuro de la organización y ello fue lo que llevo a   determinar e impulsar las tecnologías seleccionadas. En el año 2.019 la Transformación Digital es el primer interés empresarial, con una inversión total de US $1.300 miles de millones,  sin embargo el 70% de las iniciativas de Transformación Digital no alcanzan sus objetivos. Para mejorar este indicador estas son las principales lecciones aprendidas:

  • Definir la estrategia del negocio antes de invertir– La Transformación Digital debe ser guiada por una estrategia de negocios, no por una tecnología o una herramienta. Una vez que se establecen los objetivos concretos se decide cuales herramientas digitales se adoptarían.
  • Aprovechar el personal de la empresa – No depender exclusivamente de consultores externos y especialistas, el persona interno es el que tiene el conocimiento más íntimo de las operaciones diarias.
  • Diseñar la experiencia del cliente desde la perspectiva externa – Si el objetivo es mejorar satisfacción del cliente y familiaridad, cualquier esfuerzo debe ser precedido por una fase de diagnóstico con información profunda proveniente de los clientes.
  • Realizar cambios en pequeña escala – A las diferentes herramientas y en diferentes puntos del ciclo de servicio.
  • Reconocer el temor de los empleados a ser desplazados – Consciente o inconscientemente estos tienden a resistirse a los cambios.
  • Desarrollar la cultura de emprendimiento – Esta incluye toma de decisiones ágiles, creación rápida de prototipos y estructuras planas.

El proceso de transformación digital es inherentemente incierto: hay cambios que se realizan provisionalmente y deben ser ajustados más tarde; las decisiones deben ser tomadas rápidamente y grupos de toda la organización deben involucrarse.  Por ello las estructuras tradicionales dificultan el proceso.

Si desea seguir leyendo sobre lo que nadie dice sobre los procesos de Transformación Digital lo invitamos a leer el post de nuestro Director, el Sr. Lazlo Beke haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *